5G. La evolución de las redes móviles

Para que una red pueda denominarse 5G debe cumplir ciertas características que son: Ofrecer velocidades superiores a 1Gbps y contar con una latencia que no supere el milisegundo. Cuando se habla de latencia, nos referimos a la suma de retardos que se producen dentro de una red. En cuanto a la velocidad, es un reto fácilmente alcanzable mientras que la latencia parece que aun se resiste.

En el pasado Mobile World Congress (MWC) celebrado en Barcelona, se presentó esta nueva tecnología 5G aplicada no solo a los dispositivos móviles sino también ejemplificada en otras aplicaciones como fueron por ejemplo:

– Robots que imitan nuestros movimientos: Gracias al 5G se producirá una inmediatez en la replica de los movimientos. El caso práctico que nos ponen de ejemplo sería el de la posibilidad de realizar una intervención quirúrgica desde cualquier parte del mundo.

– Uso de maquinaria a distancia: El uso de una excavadora situada en Suecia y manejada desde la feria fue el ejemplo que se estableció para esta aplicación aunque el hecho de que se realizase con 4G quedó latente al observar cierto retraso en la ejecución de los  movimientos que se le ordenaban a la máquina, hecho que solventaría la red 5G.

Éstos son algunos de los ejemplos que se mostraron en la feria y que de momento hasta al menos dentro de 5 años, no podremos ver aplicados en nuestro día a día.

La noticia completa se puede leer en el blog de tecnología “Xataca

roadrunner-5g-720x364

Anuncios

El viajero de negocios tecnológico

En el anterior post hablábamos de la insercción de las nuevas tecnologías, a modo Wifi, en aviones.

Hoy vemos que en un estudio elaborado por Amadeus España y Forum Business sobre cómo integran las empresas la tecnología en la gestión de los viajes, se vuelve a hablar del sector aéreo y hotelero como principales impulsores de estas innovaciones tecnológicas para mejorar la experiencia del usuario. Además se habla sobre la transformación de este boom en el uso de aplicaciones tecnológicas a una “selección natural” por parte de los usuarios.

En el estudio se establecen 10+1 caras que definen las tendencias del viajero de negocios tecnológico.